En Actualidad

ARCO 2018 AUMENTÓ SUS VENTAS EN SU 37 EDICIÓN


El pasado domingo se clausuró la XXXVII edición de ARCO, que tuvo alrededor de  100.000 visitantes, cifra similar al año anterior, y según una nota facilitada por la organización de la feria el balance de ventas este año ha sido muy positivo, tanto desde el coleccionismo institucional y corporativo (Museo Reina Sofía, Fundación ARCO, DKV Seguros, la Fundación Helga de Alvear o la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, entre otras) como del privado, así como el acceso de nuevos coleccionistas jóvenes, gracias a iniciativas como #me compro una obra o al programa Young Collectors. Varias galerías consultadas como Pedro Cera, Thaddaeus Ropac, Carreras y Múgica, Estrany de la Mota o Bortolamy Gallery se muestran satisfechos con las ventas realizadas a lo largo de los cinco días que ha durado la feria.

Además durante ARCO 2018 se han sucedido la entrega de diferentes galardones, desde el Premio ARCO Comunidad de Madrid que ha recaído en Álex Reynolds, Cristina Garrido, Teresa Solar y Elena Alonso por su singularidad en definir nuevos lenguajes contemporáneos, al Premio ARCO BEEP de Arte Electrónico concedido a Eugenio Ampudia, pasando por otros como El Solán de Cabras que subraya la fuerza de Asunción Molinos, el NH Collection que ha reconocido al artista francés Jean Pascal-Flavien o el Catalina d’Anglade que ha sido para Secundino Hernández, por mencionar los más relevantes.

Adquisiones institucionales

Dentro de las compras institucionales de museos y fundaciones nuevamente destacan las realizadas por el Museo Reina Sofía que incorporará a sus colecciones 23 obras de nueve artistas por valor de 224.480 euros, alternando fotografía, video, películas y perfomances, entre otras disciplinas. Desde la película Bending to Earth de la italiana Rosa Barba, a las fotografías del lituano Algirdas Seskus que ilustra muy bien la Guerra Fría bajo un régimen comunista o las preocupaciones arquitectónicas en soporte video de Patricia Esquivias, donde investiga sobre la búsqueda de la modernidad en su ideal de sociedad, pasando por los audiovisuales de María Ruido que ahonda en los mecanismos de la construcción de la memoria.

Dentro de las compras del Museo Reina Sofía también conviene mencionar las cinco piezas de David Bestué, un escultor que revisa de forma crítica y singular las vanguardias artísticas del siglo XX; una instalación de Inmaculada Salinas titulada Tiempo de trabajo, que enlaza con una imagen de contemporaneidad; el video en alta definición del danés Joachim Koester en torno a un grupo de actores de vodevil en la aparición del cine; el conceptualismo de Ángels Ribé que investiga en una  composición en hierro con esmalte para un paisaje urbano; y las baldosas hidráulicas del dominicano Engel Leonardo, inspirándose en las tradiciones artesanales y sociales del país caribeño.

La Fundación ARCO, con el asesoramiento de Miguel von Hafe y Manuel Segade,  enriquece su colección con la adquisición de obras de siete artistas de siete galerías participantes en la edición, desde Amalia Pica hasta Armando Andrade Tudela, sin olvidar a Laure Prouvost. Lily Renaud Dewar, Yorgos Sapountzis, Francesc Ruiz o Eva Fábregas. La inversión total ha sido de 175.000 euros y dichas piezas pasarán a formar parte de la Colección que está instalada en el Centro de Arte Dos de Mayo de la Comunidad de Madrid (CA2M).

Por último, DKV Seguros ha comprado piezas de June Crespo, Blanca Gracia, Mar Guerrero, Rubén Grilo, Federico Miró y Carlos Fernández Pello; la Fundación Helga de Alvear ha invertido 500.000 dólares en la obra de Dan Graham, y ha adquirido otra de Carlos Bunga y una fotografía de Chema Madoz, mientras que la Fundación María Cristina Masaveu Peterson incorpora a su colección una obra del portugués Pedro Cabrita Reis.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search