En Mercado

Ansorena triunfa en la subasta de objetos del Hotel Ritz

Los días 7, 8 y 9 de mayo se celebró en la Fundación Carlos de Amberes la citada subasta de este emblemático hotel madrileño. Licitación muy especial con un gran éxito de convocatoria, curiosos, aficionados y coleccionistas acudieron a la cita y la sala se encontraba llena de gente atraída por la venta de una serie de objetos dotados de lujo, historia y glamour. Una llamada que provocó la asistencia de un público muy diferente al habitual en el resto de subastas en nuestro país, que hizo que se alcanzaran cifras totalmente desorbitadas y sin ningún tipo de lógica, que, si no hubiera sido por el excelente trabajo de marketing de esta sala y la procedencia de estas piezas, nunca hubieran alcanzado muchos de esos remates. La sala alcanzó una gran victoria en las ventas con 1.500 lotes vendidos y subidas más que sobresalientes, la más espectacular fue la venta del lote 45 un estuche con juego de mesa de plata y madreperla regalado al Hotel Ritz por Imelda Marcos, subiendo desde sus 500 euros iniciales hasta la friolera de 17.000 euros tras una animada puja que provocó numerosos murmullos entre los asistentes. Brillaron como no las lámparas y el primer lote el E6 un farol de techo con estructura metálica y cuerpo de cristal ascendiendo desde los 900 euros a los 5.000 euros, pieza que dio la bienvenida en el hall de hotel a tantos y tantos famosos huéspedes o el lote 110-25, lote de 6 apliques en metal dorado y cuenta que habiendo comenzado en 600 euros se remató en 6.500 euros.

Otros llamativos objetos decorativos tuvieron subidas relevantes como los lotes SPI11 tres mesas de centro y cristal y metal doradas desde las 300 iniciales se remataron en 6.500 euros. O el 137 un bonito tapiz que decoraba una de las principales estancias del hotel llegó a los 22.000 euros desde sus 15.000 iniciales.

No solo los objetos decorativos llamaron la atención de los aficionados, también tuvieron éxito los objetos de la cocina del hotel. Provocando otra de las grandes sorpresas de la edición, al teléfono se hace con los lotes 49 una lubinera por 1.800 euros desde sus 100 iniciales, 50 paelleras que se compraron en 2.000 euros habiendo comenzado en 100 euros, el 53 un juego de ensaladeras y sartenes también desde sus 100 iniciales en 4.800 euros, y sobre todo destacar los lotes 54 y 55 lotes de 10 piezas de cobre con sartenes y cacerolas que desde sus 100 euros de partida llegaron a los 7.500 euros y 10.000 respectivamente. Cifras totalmente desorbitadas para el mercado secundario, piezas que si no fuera por su procedencia acabarían rematándose por su precio de salida como suele ocurrir en muchas de las subastas a las que asistimos

Con visos ya más sentimentales se vendieron los muebles del bar Velázquez donde tomaron los famosos cócteles de los años 50 grandes estrellas como Frank Sinatra o Ava Gadner, los cuatro taburetes del bar subieron desde los 400 a los 2.600 euros, y el sofá rojo de piel por 3.000 euros, y el famoso piano, lote SPS55 con banqueta media cola Yamaha en laca cuya salida se había establecido en 3.000 euros llegó a los 8.000 euros.

Salían a subasta una serie de objetos dotados de historia, la nostalgia de los huéspedes o la fantasía de los que no estuvieron alojados, pero quieren tener cerca esta parcela del lujo y del glamour, la estética y el interés sobre los objetos provocaron una exitosa licitación. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search