En Mercado

RINCON 1 (monesterio). Óleo sobre lienzo en tabla. 78,8 x 119,4 cm.

ANSORENA GALERÍA CELEBRA SU XXX ANIVERSARIO CON REALISMO

La galería celebra su trigésimo aniversario con una exposición en la que participan una decena de artistas de las diferentes facetas del realismo representadas por medio centenar de obras.

Ansorena es una empresa familiar desde que en 1845 se funda como joyería. En 1974 Alfonso Mato, gran emprendedor y amante del arte, crea la Casa de Subastas y él mismo inaugura la Galería de Arte Contemporáneo en octubre de 1986. Su hija, Cristina, se hizo cargo de la dirección de la galería en 1988 con la ayuda de sus hermanos Jaime y Elena. Ahora la Galería de Arte Ansorena está de celebración, cumple su 30º Aniversario.

Esta sala se pensó como una empresa complementaria a la casa de subastas y a la joyería. Actualmente presenta exposiciones mensuales de artistas españoles pertenecientes a las diferentes vertientes del realismo y lo figurativo. Asimismo apoya la emergencia de jóvenes promesas. La galería no cesa de hacer un homenaje a las últimas tendencias de este movimiento español tanto en pintura como es escultura, sin dejar de lado a la fotografía o a la abstracción contemporánea.

Con motivo de sus 30 años de trayectoria, celebra una exposición titulada 30º Aniversario que se inauguró ayer y permanecerá hasta finales de octubre. La muestra intenta recoger el mejor realismo que se ha visto y que se ve en España con obras de Amalia Avia, Alfonso Galván, Antonio López, los hermanos Francisco y Julio López Hernández, María Moreno, José Mosquera, Eduardo Naranjo, Isabel Quintanilla, Enrique Santana y Cristóbal Toral. Sus obras nos enseñan un estilo y una técnica que supera a la mímesis. Esta exposición será el trampolín para los futuros proyectos de noviembre y diciembre donde los jóvenes artistas serán los protagonistas. De esta forma se apoya y promueve la vigencia del realismo como estilo que se seguirá desarrollando a lo largo de este siglo XXI.

El autor del texto del catálogo, Carlos García-Osuna, habló sobre la vigencia y situación de este estilo ante un mundo artístico donde predomina la idea del “todo vale” en la abstracción: “El realismo, en sus más diferentes vertientes (naturalista, mágico, poético, etc) ha sido escasamente valorado por no decir que contaba con el descrédito de la crítica en los últimos años de la creación contemporánea, quizá porque han existido bastantes artistas mediocres que utilizaban los proyectores para mimetizar la realidad repasando los contornos de las formas sin existir dibujo ni pintura en esas manifestaciones. Lo que está muy claro es que se desenmascara más fácilmente a los realistas sin valor estético en sus obras que a los abstractos porque el pintor realista de escasa calidad se detecta a primera vista en su torpeza no buscada, mientras que el ámbito de la abstracción maneja conceptos menos explícitos que permiten interpretaciones más ambiguas.”

Se contemplan las escenas de fachadas de edificios con un punto de nostalgia y desolación de Amalia Avia, que plasma una realidad que ya es inexistente, donde se habla de tiempos oscuros y de ausencias. En la pintura de Alfonso Galván se respira el realismo mágico y unas escenas más fantásticas e irreales. Siguiendo la línea del realismo mágico encaminada al hiperrealismo no puede faltar Antonio López con su minuciosa pincelada que compone escenas de lo más cotidianas. En representación del arte de la escultura se podrán apreciar las piezas tridimensionales de espíritu familiar de Julio López Hernández y las esculturas de toque renacentista al estilo de Donatello de su hermano Francisco López.

No falla la representación femenina con María Moreno y su técnica clara, limpia y cargada de sensibilidad, junto con la pintura de Isabel Quintanilla que también juega con un diálogo entre el conocimiento sensible con el anhelo.

Si se habla de hiperrealismo se resaltan las obras de Enrique Santana con su espectacular calidad que casi se confunde con la fotografía. Cabe mencionar dentro de este estilo también a Cristóbal Toral, que usa el movimiento para lanzar una crítica social ante las desigualdades.

Con Eduardo Naranjo se puede apreciar una pintura voluptuosa y una fuerte realidad trascendental en la que se ofrece un brillante surrealismo. Y finalmente destacar las atmósferas de José Mosquera que delimitan un espacio en el que la magia también alcanza su reivindicación.

García-Osuna también declaró: “Por lo que respecta a la exposición que conmemora los treinta años de la galería Ansorena, ha tratado de ofrecer una panorámica de los diferentes estilos del realismo, pero lo que está claro es que estos no se agotan en esta selección compuesta por una cuarentena de obras y una decena de autores incuestionables, que en algún caso ya salieron a la palestra en 1955 en una exposición de la Biblioteca Nacional cuando eran unos estudiantes veinteañeros. Hablar de Antonio López y de los hermanos escultores Julio y Francisco López Hernández es citar a lo más granado del arte realista que une la poética de lo cotidiano con un virtuosismo sobresaliente.”

Así es como estos artistas emocionan al espectador, con un estilo luminoso que habla del mundo que les ha tocado vivir. Ansorena Galería seguirá en adelante con el apoyo y promoción del realismo español como vertiente de peso en el arte contemporáneo de nuestro país.

Hasta el 28 de octubre. Ana Robledano Soldevilla@Arobledano.

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search