En Mercado

Alcalá vende por 22.500 euros un cabinet del Virreinato de Nueva España S. XVIII

Una vez más el éxito acompaño a Alcalá, y es que la sala había incluido en su catálogo piezas de calidad acordes con los actuales gustos del público, y el arte colonial viene siendo uno de sus fuertes desde hace ya varias temporadas, por lo que no había muchas dudas, tal y como ya habíamos adelantado, la sala de la calle Núñez de Balboa había apostado por piezas de calidad y así se demostró con buenas ventas.

El Estado hizo su aparición en la licitación adquiriendo varios lotes importantes, una de las joyas de la subasta era el 1101, un Nacimiento en marfil tallado con coral, cuarzo, carey y nácar, del taller italiano de Andrea y Alberto Tipa, Trapani, S. XVIII, y por su precio de salida de 25.000 euros se hizo con esta excepcional pieza después de la puja de un coleccionista en la sala, que formará parte de nuestro patrimonio para delicias de aficionados y público, también adquirió uno de los dos interesantes ejemplares de baúles coloniales que la sala ofrecía, y por su salida en 4.000 euros compró el lote 1023 un baúl con tapa a dos aguas y marquetería con decoración de hojas, pájaros y flores también peruano del S. XVII-XVIII.

Y es que las piezas de arte colonial de calidad, todo sea dicho, una vez más centraron la atención en artes decorativas, se vendió también a un particular el ya citado lote 448, una arqueta de carey mexicana con aplicaciones en plata, S. XVII-XVIII que partía de 1.000 euros y alcanzó los 5.000 euros. También anunciábamos la previsible subida en el artículo de previos del 460, un excelente escritorio colonial, muy posiblemente del Virreinato de Nueva España, S. XVIII, y no fallamos ya que se remató en 22.500 euros desde sus 9.000 euros iniciales en que se había tasado. Otra pieza sobresaliente de la licitación el lote 451 un díptico de plata y marfil que representaba la Visitación y la Asunción de la Virgen, del Virreinato del Perú, Quito S. XVIII, y que destacaba por la calidad del marfil y por su composición, había sido tasado en 3.000 euros duplicándolo hasta llegar a los 6.000 euros de su remate final.

Pero también se produjeron notables subidas en otras secciones; sorprendente fue la subida del lote 1079 un mantón de Manila en seda marrón, con flores bordadas de hilos de color, mitad de las flores verdes y mitad de colores, trabajo cantonés de principios de siglo que desde su salida en 600 euros se remató en 3.000 euros, o el lote 368 una escultura centro europeo segunda mitad s. XVIII, Niño Jesús como Salvador del mundo, en madera estucada policromada y dorada que desde sus 1.300 euros iniciales llegó a los 3.000 euros.

Buenas ventas de la sala de Núñez de Balboa para inaugurar la temporada otoñal, desde aquí no nos queda más que darles la enhorabuena esperando que este camino continúe en las siguientes licitaciones.  Marta Molina-Sanz

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search