En Mercado

Nuestra Señora de Aránzazu de escuela mexicana del siglo XVIII desata la euforia en Alcalá

El lienzo, que partía de unos 4.500 euros, terminó por adjudicarse en 250.000 euros, en una jornada en la que la pintura del XIX español volvió a demostrar su buen momento en la subastas de Madrid. 

El lote estrella de la tarde (lote 850) fue Nuestra Señora de Aránzazu de Escuela mexicana del siglo XVIII que pasó de los 4.500 euros iniciales a rematarse en 250.000 euros a lo que hay que añadir las comisiones. El pique entre dos pujadores convirtió esta interesante obra, de la que hay otras dos versiones en México (firmada por Cristóbal de Villalpando), y en la catedral de Puebla, en la sorpresa de la tarde navideña.

Tampoco estuvo mal la subida de San José con el Niño, un enconchado del Virreinato de Nueva España (lote 858). El enconchado es una técnica de pintura sobre tabla, realizada con incrustaciones de nácar procedente de los moluscos que se realzan con colores para destacar la imagen. Destacaba en esta pieza su marco de época, al estilo Nambán decorado con pájaros y hojas. Se remató en 150.000 € comisiones aparte.

Dentro de la sección de pintura destacó el Paisaje de Jávea pintado por Joaquín Sorolla (lote 892). Se trata de un pequeño lienzo (19 x 23,5 cm) firmado por el pintor valenciano que representa un paisaje de costa de pincelada suelta y colores apastelados. Un bonito cuadro que se remató en 75.000 €.

Tuvieron un buen comportamiento los lotes 771 y 772, una serie de 16 escenas costumbristas con personajes del folklore español pintadas por Jenaro Pérez Villamil (La Coruña, 1807- Madrid, 1858). Cada uno de ellos incluía ocho escenas tradicionales. Las tablas, pintadas con ligereza y pintura diluida, parecen instantáneas de la vida cotidiana del siglo XIX. El lote 771 remató en 19.000 € y el 772 en 15.000 €.

En pintura antigua destacó el lote 745 atribuido a Orazio Borgianni, pintor romano de finales del XVI y principios del XVII. Publicada por Gianni Papi, el lienzo recoge una escena es de Santiago en la batalla de Clavijo, comúnmente conocido como Santiago Matamoros. El lienzo, de gran tamaño (206 x 178,5 cm), representa un fondo de costa con tormenta en el que se aprecia un gran dramatismo causado por el movimiento de la batalla en el primer plano. Se remató en: 19.000 €.

Otra obra interesante es la serie (lotes 728 – 731) de tablas de Maestro de los Santos Juanes (activo en el sur de la diócesis de León entre 1525 – 1550). Tablas de tamaño medio (125 x 89 cm) que describen lo que parecen ser escenas de la vida de San Juan Bautista y una escena de San Juan Evangelista. Por su tamaño, podrían ser partes de una serie mayor de un retablo. Estas obras son buenos ejemplos de la calidad artística del renacimiento español y la influencia que tuvo la pintura flamenca sobre él. Remates respectivos: 728: 15.000 €, 729: 20.000 €, 730: 19.000 € y 731: 19.000 €.

En escultura se vendió bien el Busto de Carlos V en bronce con los atributos del Emperador del Sacro Imperio Romano, copia del modelo de León Leoni y Pompeo Leoni, (lote 772) expuesto en el Claustro de los Jerónimos de Museo del Prado. Una obra quizás de importancia menor pero…  ¿A quién no le apetecería tener una buena copia de uno de los bustos mas icónicos de la colección real española? Remate:  12.000€.

En los muebles tenemos el lote 535, un bargueño salamantino de primera mitad del XVII, de madera de nogal tallado, dorado, policromado y con incrustaciones de hueso. Obra vendida por 5.500 €.  Resalta también una papelera hispano-flamenca del siglo XVII (lote 901) con aplicaciones de marfil pirograbado, carey y nácar. Está decorado con peculiares escenas que podrían ser mitológicas. Remate 4.750 €.  Y por último, en la sección de mobiliario, tenemos un impresionante escritorio flamenco de mediados del XVII de pino, ébano y palosanto que decoran pinturas sobre cobre con composiciones de pintores famosos de la época tales como Anton van Dyck o Simón de Vos (lote 918) vendido por 22.500 €.

En la plata empezamos con una bonita escribanía (lote 527) de plata de la platería madrileña de la Casa Real de 1844 – 1861 (Villa y Corte, Martínez) rematada en la salida: 3.500 €. Una vajilla (lote 569) casi completa de plata de ley 916 española del primer cuarto del siglo XX, rematada en 12.000 €.  El lote 570, una cubertería gallonada en plata de Madrid Martínez, 1836, completada con punzones de Duran del siglo XX, remató en 2.500 €. Y por último, cabe a destacar el precioso juego de café, té y chocolate en plata (lote 647) de estilo regencia de Jean-Emile Puiforcat (1897-1945) rematado en 6.000 €.


En lo que respecta al contemporáneo, la colección C.A.C. no decepcionó y además de atraer buenos resultados entre los coleccionistas, también llamó la atención del Estado, que fue responsable de unas cuantas adquisiciones.

En primer lugar, una de las piezas más llamativas y valoradas de la velada, Woman in a pool de Carlos Acosta ascendió de los 40.000 a los 65.000 euros. Demoiselle Meteorita de Chema Cobo, otra de las piezas más sorprendentes de la licitación, se remató en 20.000 euros, y el enorme Bastilla 2 de José María Sicilia vio bajar el martillo en 25.000 euros.

Las piezas de Ángel Ferrant también tuvieron suerte, con Cabeza de mujer rematada en 35.000 euros. Un coleccionista particular se hizo con esta pieza, una de las tres supervivientes de la serie La comedia humana, titulada así por el pintor. Del mismo autor se ofrecían un gran número de dibujos que definían con gran acierto su trayectoria. El Estado fue consciente de ello y se decidió por cuatro de ellos (todos situados en un rango entre 1.500 y 2.500 euros).

También engrosarán las colecciones públicas Paisatge, La Costa Brava de Joan Massanet, adjudicado por 25.000 euros, y Paisaje lírico de José Moreno Villa, por 20.000 euros.

En conclusión, fue una gran velada para el contemporáneo en Alcalá, que gracias a la colección C.A.C. puso en el mercado un conjunto de gran valor e interés, tanto para particulares como para la administración.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search