En Mercado

90.000 euros por un Sorolla en Sotheby’s Londres

La subasta especializada en siglo XIX del pasado día 24 recaudó más de 2 millones de libras.

Presagiábamos en nuestro anterior artículo un buen resultado para tres de los principales pintores españoles de mediados del siglo XIX y comienzos del XX, y no nos equivocábamos. Las obras destacadas de Sorolla, Zuloaga y Madrazo encontraron compradores.

Como era de esperar, Elena en la playa, Biarritz, del maestro valenciano, alcanzó la cifra más elevada de entre los lotes españoles con 90.000 libras. Se situó, asimismo, entre las 5 piezas más exitosas de la jornada (que incluyeron a Anders Zorn y Jean-Baptiste-Camille Corot, entre otros). Resulta bastante satisfactorio comprobar que, en este caso, el mercado nacional se acerca bastante a los resultados internacionales, a diferencia de cómo viene siendo norma (sin ir más lejos, Alcalá Subastas presentó un lienzo de Sorolla hace un año, titulado Mis amigos. Estudio de ocho cabezas masculinas, con el que el martilló descendió en 75.000 euros).

Zuloaga y Madrazo se elevan ambos hasta las 50.000 libras. Para el vasco esta cifra se queda algo por debajo de su estimación inferior -60.000 libras- mientras que se corresponde exactamente con la de Madrazo.

Es cierto que para el retrato de Madame Souty se trata de un resultado más bien templado. Desafortunadamente, el aire de femme fatale no conquistó a tantos pujadores como habría sido lo ideal. La venta de retratos suele ser un tema complejo, a menos que la calidad técnica o apostura del modelo nos distraigan del hecho de que se trata de objetos muy personales. Imagino que para muchos estos dos requisitos se cumplían necesariamente en este lote, pero quizá un coleccionista ocasional de pintura española desea lienzos que pertenezcan al trabajo más conocido del autor en cuestión. El aire moderno e internacional de esta tela no ha jugado a su favor.

Por el contrario, la esencia de la pintura parisina de Madrazo estaba condensada en La pintora. Aunque el estilo pueda resultar algo caduco para un gusto contemporáneo, su habilidad a la hora de plasmar los tejidos dota al lote de una cualidad casi de “pieza-joya”.

Estamos seguros de que en próximas licitaciones de siglo XIX nos volveremos a encontrar con la –casi ineludible- presencia de nuestros artistas patrios. Héctor San José. @hectorsanjose_

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search