En Mercado

16 millones de euros por el autorretrato de Rembrandt en Sotheby’s

La casa de subastas internacional celebró el martes su venta «Rembrandt to Richter» en la que unificaba las Evening sale de Old Masters, Impresionismo y arte contemporáneo. La pieza con el mejor resultado fue Femme au chapeau rouge de Joan Miró adjudicada por 24,6 millones de euros, seguida por el verdadero protagonista de la velada, el Autorretrato de Rembrandt vendido en 16 millones de euros. El nuevo formato de venta impulsado por Sotheby’s desdibuja las barreras creadas entre períodos y, con suerte, favorecerá la diversificación de las compras de los coleccionistas.


Las Evening sale han sido el escenario de las compras más exclusivas y llamativas en Sotheby’s y Christie’s desde que comenzaron con este formato. Y es necesario usar el término «escenario» porque en esas veladas no solo las obras están a la vista de todos, los asistentes también se exponen. Todo el que haya llegado a las más altas cotas –o lo pretenda– del mercado del arte, debería hacer acto de presencia. Esto convierte a las «subastas nocturnas» no solo un acontecimiento artístico, sino también social.

Pero, tal y como se ha escrito incansablemente en los últimos meses, las restricciones ocasionadas por la propagación de la COVID-19 nos ha obligado a reinventarnos. Sotheby’s ha sido perfectamente consciente de que debía compensar la espectacularidad que antes le dotaba el nutrido público presencial y además, ha aprovechado para continuar en sus esfuerzos por reconducir el gusto de sus más destacados coleccionistas de arte contemporáneo. De esta manera, se ha presentado una solución conjunta en la subasta «Rembrandt to Richter», una venta que ha combinado piezas de la mejor calidad de los últimos cinco siglos. La exposición de los lotes en la calle Bond Street de Londres delataba su ánimo unificador. La colocación de obras de períodos y procedencias distintas unas al lado de las otras destacaba nexos que a simple vista podrían pasar desapercibidos.

El formato de la venta se apoyaba en la retransmisión en streaming. Pero, a diferencia de anteriores ocasiones, no era un vídeo en directo al uso. A una edición más ágil le sumaron la organización, en distintas sedes a lo largo de todo el mundo, de lugares de visionado para sus principales clientes. En Londres, los invitados se distribuyeron por distintas mesas situadas convenientemente alejadas unas de las otras. Mientras disfrutaban de una cata de vinos podían pujar por los lotes. Este modelo mixto ha demostrado sus posibilidades con una recaudación total de 165 millones de euros.

La subasta consiguió la adjudicación de los diez lotes con estimaciones más elevadas. De entre ellos, Femme au chapeau rouge de Joan Miró obtuvo el mejor resultado con 24,6 millones de euros. Esta pieza fue pintada en 1927 y Sotheby’s la presentaba como representante del momento en el que el artista consigue dominar su lenguaje lírico y tendente a la abstracción.

Fue, sin embargo, la segunda pieza más cara la que atrajo mayor atención (y lo ha hecho desde el anuncio de su inclusión en la licitación hace unos meses). El Autorretrato de Rembrandt está datado en 1632 cuando el holandés contaba con 26 años y acababa de establecerse por su cuenta en Ámsterdam. Los siguientes años vería cómo su carrera despegaba con gran cantidad de clientes y con influencia sobre el estilo de sus competidores (relato que podemos ver todavía en la exposición del Museo Thyssen-Bornemisza Rembrandt y el retrato en Ámsterdam, 1590-1670). Esta pequeña tabla es uno de sus últimos tres autorretratos aún en manos privadas. El martillo bajó en 14,5 millones de libras (tras sumar las tasas e impuestos) el equivalente a unos 16 millones de euros.

Los siguientes puestos los tomaron obras contemporáneas, con 3 de ellas por encima de la marca de los 10 millones: Nature morte de Fernand Léger se vendió por 13,4 millones de euros, Femme debout de Alberto Giacometti por 11,7 millones y el políptico de Gerard Richter Wolken (Fenster) (Clouds (Window)) por 11,5 millones de euros.

Con un verano de por medio, Sotheby’s tiene la oportunidad de valorar cuál ha sido la ganancia de este nuevo formato, de si necesita cambios o si se impondrá incluso cuando las medidas extraordinarias de distanciamiento social y restricciones a los viajes internacionales cesen. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search