En Mercado

Y Segre llegó casi al millón de euros

En la subasta del 12 de diciembre no hubo ningún remate espectacular, simplemente un continuo goteo de ventas de obras de más de diez mil euros


 

Que una subasta dedicada íntegramente a pintura y escultura llegue, en nuestro país, a unas ventas tan cercanas al millón de euros es muy poco frecuente, al menos en estos últimos años. Que lo haga sin piezas y remates verdaderamente sobresalientes, más complicado aún. Pues eso es lo que consiguió el pasado martes Segre, la casa del Viso, haciendo honor a su especialidad (el artículo de previos, aquí).

En pintura antigua, sólo debemos mencionar la importante subida de una Alegoría de África, c. 1650 (O/L, 105 x 82 cm; lote 79, ver), de Jan Boeckhorst –discípulo de Jordaens y colaborador de Rubens y Van Dyck-, que con dos atribuciones de sus máximas especialistas, subió de los 5.500 euros iniciales hasta los 17.000 finales. Era la primera de una larga lista de remates que sorprendieron por sus subidas más allá de lo esperado en un primer momento.

El siguiente fue la marina del filipino Juan Luna, Claro de luna en la laguna de Venecia, 1887 (O/L, 50 x 125 cm; 114); ofrecida en mayo de 2014 en Fernando Durán por los mismos 48.000 euros que se pedían ahora, pasó en pocos segundos a adjudicarse por 65.000 euros, un precio que parece un tanto escaso si tenemos en cuenta su fuerte mercado. En cualquier caso, fue la mejor venta de la velada.

La segunda mitad del siglo XX fue, como era previsible, la que marcó las más abundantes ventas, que desglosaremos por encima. Y así, Días de Junio XII- Estudio, 1990 (cobre bruñido, 35 x 46 x 33 cm; 213), de Pablo Palazuelo, expuesta en la galería Soledad Lorenzo en 1991, pasó de 19.000 a 22.000 euros. El papel de Manolo Millares, Sin título, 1968 (pintura, 50 x 71 cm; 219), expuesto también en la Oriol galería d’Art de Barcelona, se adjudicó por los ya ajustados 22.000 euros pedidos de inicio. Y el papel de Antoni Tàpies, L’escarnidor de diademes XVIII, 1965 (pintura y lápiz/papel, 38,5 x 28,5 cm; 225), subió de 12.000 a 15.000 euros. Más interesantes en este sentido fueron, como parecía lógico, las pujas por dos piezas: por el cartón del Equipo Crónica: Serie Policía y cultura, 1971 (61 x 42,5 cm; 215), que terminó subiendo de los atractivos 14.000 euros de inicio hasta los más esperados 24.000 euros finales, y por la técnica mixta temprana de Manolo Valdés, Luz petrificada, 1963 (93 x 74 cm; 230), de 7.000 a 13.000 euros.

Las verdaderas sorpresas llegaron poco después, con la extensa colección de arte asturiano, que obtuvo muy buenas ventas tanto en precio como en número. Comenzó fuerte, con la venta de la Anunciación (O/L, 61 x 48 cm; 273) de Miguel Jacinto Meléndez, por 10.000 euros (se había comprado en Christie’s Ámsterdam en mayo de 2005 por 9.000 euros), por la de Campesinos del Lacio en el estudio del anciano pintor, 1901 (O/L, 111,5 x 150 cm; 274), de Ventura Álvarez Sala por los 20.000 euros pedidos, muy lejos de sus precios habituales, y continuó con la de Puerto marítimo (O/L, 60 x 100 cm; 275), de Juan Martínez Abades que escaló desde los sorprendentes 3.500 euros iniciales a los más lógicos, dada su calidad y tamaño, 22.000 euros.

La gran pieza de la colección no defraudó; me refiero al Caserío (Asturias), c. 1930 (O/L, 100 x 90 cm; 280) de Evaristo Valle. Su intento por 95.000 euros en Fernando Durán en abril de 2016 fue una locura, por mucho que hubiese estado en la Bienal de Venecia de 1934 en el Pabellón español, por lo que se partía de unos más conservadores 35.000 euros que fueron subiendo hasta los 49.000 euros finales.

Algo similar sucedió con el paisaje Subiendo la montaña, 1918 (O/L, 60 x 74 cm; 287) de Nicanor Piñole; en este caso, los 6.000 euros de inicio quedaron muy superados por los 30.000 finales. Este tipo de gratas sorpresas fueron las que dominaron este tramo de la subasta; pongamos algunos ejemplos. Casas de Somiedo (O/L, 80 x 101 cm; 285), de Joaquín Vaquero Palacios, pasó de 4.800 a 16.000 euros; Caballo blanco (O/L, 100 x 100 cm; 286), de Joaquín Rubio Camín, de 1.600 a 10.000 euros. Y los más espectaculares: un gouache titulado Rose, c. 1963 (24 x 32 cm; 281), de Luis Fernández –con una sucesiva procedencia de galerías importantes como Alexandre Iolas y Brooks Jackson-Iolas de Nueva York, Samy Kinge de París y Durero de Gijón-, se disparó de 12.000 a 26.000 euros, y Reposo, 1930 (O/L, 100 x 100 cm; 282), de Roberto Fernández Balbuena, que subió también de 12.000 a 20.000 euros, o El túnel del tiempo, 2003 (O/L, 200 x 200 cm; 322), de Pelayo Ortega, adquirido directamente al artista, que terminó sus pujas en 22.000 euros, lejos de los 12.000 en que se iniciaron…

Este tenor se mantuvo en muchos otros lotes, pero el espacio y el tiempo se terminan. Me parece significativo terminar con un logro que, debo reconocer, me sorprendió especialmente: Ballon dog (Yellow), 2015, un objeto de Jeff Koons de porcelana metalizada de Bernardaud, edición 264 de 2300 ejemplares (26,7 x 26,7 x 12,7 cm; 425), subió de unos ya fuertes 8.500 euros –no hay más que mirar los remates internacionales para comprobarlo- hasta los nada menos que 12.000 euros.

Pocas veces una sala sueña con acabar el año de un modo semejante… Sólo queda felicitarles por las ventas y el trabajo realizado, y desearles un 2018 lleno de ventas. Daniel Díaz @Invertirenarte

Juan Luna. Claro de luna en la laguna de Venecia, 1887. Salida: 48.000 euros. Remate: 65.000 euros
Juan Luna. Claro de luna en la laguna de Venecia, 1887. Salida: 48.000 euros. Remate: 65.000 euros
Juan Martínez Abades. Puerto marítimo. Salida: 3.500 euros. Remate: 22.000 euros
Juan Martínez Abades. Puerto marítimo. Salida: 3.500 euros. Remate: 22.000 euros
Luis Fernández. Rose, c. 1963. Salida: 12.000 euros. Remate: 26.000 euros
Luis Fernández. Rose, c. 1963. Salida: 12.000 euros. Remate: 26.000 euros
Jeff Koons. Balloon Dog (Yellow), 2015, ed 264 de 2300. Salida: 8.500 euros. Remate: 12.000 euros
Jeff Koons. Balloon Dog (Yellow), 2015, ed 264 de 2300. Salida: 8.500 euros. Remate: 12.000 euros
Pablo Palazuelo. Días de Junio XII-Estudio, 1990. Salida: 19.000 euros. Remate: 22.000 euros
Pablo Palazuelo. Días de Junio XII-Estudio, 1990. Salida: 19.000 euros. Remate: 22.000 euros
Evaristo Valle. Caserío (Asturias), c. 1930. Salida: 35.000 euros. Remate: 49.000 euros
Evaristo Valle. Caserío (Asturias), c. 1930. Salida: 35.000 euros. Remate: 49.000 euros
Roberto Fernández Balbuena. Reposo, 1930. Salida: 12.000 euros. Remate: 20.000 euros
Roberto Fernández Balbuena. Reposo, 1930. Salida: 12.000 euros. Remate: 20.000 euros
Equipo Crónica. Serie Policía y cultura, 1971. Salida: 14.000 euros. Remate: 24.000 euros
Equipo Crónica. Serie Policía y cultura, 1971. Salida: 14.000 euros. Remate: 24.000 euros
Nicanor Piñole. Subiendo la montaña, 1918. Salida: 6.000 euros. Remate: 30.000 euros
Nicanor Piñole. Subiendo la montaña, 1918. Salida: 6.000 euros. Remate: 30.000 euros
Pelayo Ortega. El túnel del tiempo, 2003. Salida: 12.000 euros. Remate: 22.000 euros
Pelayo Ortega. El túnel del tiempo, 2003. Salida: 12.000 euros. Remate: 22.000 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search