En Actualidad

Se confirman los dos años de cárcel para el electricista de Picasso y su mujer


A la tercera va la vencida. Pierre Le Guennec y su mujer Danielle han sido condenados a dos años de cárcel. Se ejecuta la sentencia que emitió el Tribunal de Grasse en 2015 que se ha mantenido a lo largo de estos años pero que se anuló en marzo de 2018. Se celebró un nuevo juicio porque “las pruebas que lo inculparon fueron insuficientes, según la Corte de Casación” informaba el diario El País.


Como explicábamos en su momento, la condena al electricista de Picasso y a su mujer fue por recepción de bienes (concretamente 271 obras de Pablo Picasso). El juez no creyó el testimonio del electricista jubilado, que un mes tras el primer juicio cambió su declaración inicial –haber recibido un regalo de manos del propio artista– defensa que declaró para implicar a la viuda del malagueño en una supuesta trama para ocultar “un elevado número de obras” del autor del Guernica al resto de herederos. Durante el segundo juicio, el ex trabajador del matrimonio confesó que Jacqueline Picasso le había confiado entre 15 y 16 bolsas de basura llenas de pinturas y le había pedido que las ocultase un tiempo, seguramente para evitar que figurasen en los inventarios póstumos del maestro malagueño. Esto fue lo que hizo anular la sentencia y repetir el juicio en 2018.

Lo que siempre ha sido incuestionable es que Pierre y Danielle poseen estos cientos de cuadros valorados entre 60 y 100 millones de euros y llevaban 40 años escondidos en el garaje de su casa. Se hizo público este hecho porque el matrimonio acudió a Claude, uno de los herederos del artista, para que autentificase las obras. Le faltó tiempo para presentar una denuncia por custodiar estas piezas de forma ilícita. Los ex empleados de la familia Picasso se defendieron diciendo en un principio que estas 271 piezas fueron entregadas por Pablo y Jaqueline como agradecimiento de su fidelidad. Después fue del nuevo testimonio que puso las miradas sobre Jaqueline, por fin el juez ha decidido seguir adelante con su sentencia inicial. Según el diario ABC, los herederos de Picasso mantienen que Pablo Picasso no regalaba nunca obras sueltas y que el buen estado de estas no corresponde con la conservación que deberían tener tras haber estado 40 años en un garaje y dentro de una bolsa de basura. Anne-Sophie Nardon, la abogada de la hija de Jacqueline Picasso, Catherine Hutin, dijo que estaba «muy feliz de que el recuerdo de su madre, calumniado por los Guennecs, haya sido completamente rehabilitado».

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search