En Mercado

Arrancan con fuerza las subastas de numismática en primavera


El mercado numismático no cesa y demuestra su actividad en casi todas las estaciones del año, y así este comienzo de primavera también ofrece buenas subastas, en las que los coleccionistas pueden encontrar objeto de gran interés para especialistas y los que quieran ampliar sus incipientes colecciones. La casa norteamericana Stacks Bowers and Merena, a través de su sede en Hong Kong, ciudad desde donde cubren el mercado asiático, propone una subasta especializada en moneda china, que ocupa casi la mitad de los casi 2000 lotes. Entre este gran conjunto se pueden destacar numerosas piezas, que incluyen cinco lotes con precios de salida superiores a los 50.000 USD$. El primero es un excepcional dólar de 1896 en una calidad extraordinaria. La salida está fijada en 90.000 USD$, pero la estimación podría llegar a los 200.000 USD$. Otro ejemplar peculiar es el Water Dragon en cobre de 30 cash del que se conocen una docena de ejemplares. Es una rarísima prueba que saldrá por 60.000 USD$, siendo la estimación 150.000.

En el apartado de billetes y de moneda del mundo, llama la atención un rarísimo billete de Establecimientos del Estrecho de 100 dólares de 1901 en buen estado de conservación. Su salida está prevista en 60.000 USD$, aunque se estima que subirá a más del doble. Y para concluir con este buen remate, podemos señalar una pieza inglesa de 1642, un triple unite, que se presenta en un estado de conservación excepcional, casi diría flor de cuño, con un bellísimo y completo detalle del busto del anverso. Su salida se ha fijado en 42.000 USD$, y la estimación probable en 100.000, que casi parece conservadora para tan bella presentación. Habrá que seguir de cerca los remates para ver si las estimaciones se cumplen.

El 5 de abril, en Cayón Subastas, se cerrará el remate que presenta por internet con más de 1000 lotes de monedas extranjeras menores, algunas monedas españolas y antiguas, y una serie de medallas. Son piezas para bolsillos más ajustados, con precios muy atractivos por debajo de los 50 euros en la práctica totalidad. Más adelante, el 20 de abril se organizará otra subasta  que presenta primero unos lotes de monedas españolas de oro, y luego más monedas españolas y extranjeras, entre ellas varios varios lotes de monedas euro. Podemos destacar tres piezas de Reyes Católicos: un excelente y un doble excelente, ambos de Granada, y otro doble excelente de Sevilla. Sus precios de salida rondan los 900 y los 1.050 euros.

El día 7, la casa italiana Varesi propone una subasta de moneda antigua, básicamente romana, sin olvidar a la griega y bizantina. Desde un escaso áureo de Otón que sale por 8.500 euros, otros difíciles 60 ases de oro que salen por 5.000, y dos llamativos sestercios de Calígula y de Nerón, de  magnífica calidad tanto en sus retratos de anverso como en sus bellos reversos (laurea con leyenda en líneas y templo de Jano cerrado, respectivamente). Sus salidas estarán en 3.500 euros, y seguramente se quedarán muy cortas.

Unos días más tarde, la austriaca H. D. Rauch celebra un remate relevante. Casi 1.900 lotes, diferenciando dos apartados: moneda antigua y moneda del mundo, mucha de ella austriaca. Sobresale un maravilloso áureo de Pertinax, que no es fácil, pero que además posee una calidad soberbia. Sin duda tendrá demanda y se venderá muy por encima de los 30.000 euros de salida. Además, sorprende un antoniano muy raro de Cornelia Supera, con un precio de salida algo subido, 10.000 euros. Mientras en el apartado de moneda europea destacan 4 piezas de oro: dos de Matías de 1614 (un 5 ducados y un doble ducado), otra de Fernando III de 1641 y otro de Leopoldo I de 1671 (estas dos últimas de 10 ducados). Las cuatro. de muy buena calidad, tendrán el mismo precio de salida, 30.000 euros.

El 25 de abril Áureo&Calicó, presenta en Barcelona una subasta en dos partes: una para monedas antiguas y españolas básicamente, donde destacan una rara media onza de Cuenca de 1725 con una salida de 40.000 euros y una estimación de 55.000, y unos 320 reales de Fernando VII de 1822 con una salida de 15.000 euros.  Además de un conjunto numeroso de moneda romana en distintas calidades, sestercios y denarios.

En la segunda parte se venderán un grupo de más de 1000 lotes de billetes y monedas locales emitidos durante la Guerra Civil. Son emisiones muy peculiares que respondían a la necesidad de contar con moneda divisora. Numerosos ayuntamientos, consejos municipales y otras instituciones como sindicatos, cooperativas, etc. emitieron billetes y vales, y algunas monedas de emergencia, para que circularan como moneda de curso legal. Solían ser de 1 y 2 pesetas, y sobre todo de divisores, es decir de 5, 10, 25 y 50 céntimos. Fueron años convulsos que tuvieron su incidencia en esta singular serie de billetes locales españoles que podrán adquirirse a precios muy asequibles, ya que desde los 10 a los 100 euros  pueden reunirse varios cientos fácilmente, y si se eleva el presupuesto hasta los 500 euros por ejemplar bien puede conseguirse formar una notable colección. Juan Cayón

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search