En Actualidad, Mercado

 

ISBILYA PRESENTA EN MADRID UNA IMPORTANTE EXPOSICIÓN DE BODEGONES DEL SIGLO DE ORO

La casa sevillana presenta en Madrid la exposición Calma y quietud. El bodegón español en el Siglo de Oro, que reúne un total de 23 naturalezas muertas de once pintores españoles de primera fila del siglo XVII. Estos son: Juan de Arellano, Francisco Barrera, Pedro de Camprobín, Mateo Cerezo, Gabriel de la Corte, Félix Lorente, Mariano Nani, Luis Parte y Alcázar, Antonio Ponce y Tomás Yepes.

De variada temática, desde flores, alimentos, cacharros de cocina, pasando por objetos más lujosos dentro de elegantes estancias. Como se puede comprobar en esta muestra, aunque los pintores españoles que cultivaron el bodegón tuvieron influencias muy variadas, como italianas, holandesas y flamencas, llegaron a alcanzar un estilo propio, una seña de identidad, ese silencio, ese tiempo detenido, la calma y la quietud, como cuyo propio título indica. De todos los lienzos expuestos que se podrán ver en la sala de Velazquez 12, resaltar entre ellas, algunas tan destacadas como Frutero con melocotones, peras y cerezas, de Camprobín, Florero en un jarrón de vidrio de Arellano, o Florero en un jarrón en bronce dorado con cerezas, madroños y almendras en una mesa, de Yepes.

Estos bodegones, contribuyen a establecer una de las múltiples facetas de la imagen histórica que se tiene de España, merced al punto de vista que ofrecen sus temas del día a día, en este caso los alimentos, los objetos de codician , los utensilios caseros habituales, así como ciertas formas de las relaciones sociales, la gastronomía, las cocinas e incluso el ámbito de la decoración, ademas goza de una especial significación en razón de la carga simbólica que gran pare de sus obras poseen, debido a las alegorías que encarnan y a los mensajes que difunden, que van desde el espíritu religioso hasta la expresión material de la prosperidad.

Comenta Pepe Muñoz, propietario de Isbilya “Tanto la subasta especial, como la exposición de bodegones, ambas en la capital, son una forma de responder a la alta demanda, tanto de sus clientes madrileños como de los coleccionistas internacionales.” A lo que añade “ Isbilya tiene muchos clientes de países como Francia, Inglaterra, Bélgica o Latinoamérica.”

En el recorrido los aficionados podrán detener su mirada y descubrir no sólo la belleza de lo representado sino también intuir como vivan nuestros antepasados hace cuatro siglos, el ritmo de vida y la concentración que laten en estas composiciones, de espacios ordenados en sencillas mesas y alacenas.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search