Junto a la esperada subida de Joaquín Sorolla, destacaron las ventas de Fortuny, Bayeu y Villalpando

Me temo que contra casi todos los pronósticos (ver artículo de previos), las cerámicas de Madoura de Pablo Picasso finalmente se alzaron en Alcalá con la victoria. Desde luego es un fenómeno interesante que muestra una vez que los precios no dependen exclusivamente de la calidad de las obras sino también –y a veces sobre todo- de la internacionalización del artista que las crea. Y ayer eso quedó perfectamente plasmado…

Tres piezas de la mano del malagueño se ofrecían. La primera Goat’s head in profile, 1952 (plato de loza blanca con decoración en engobe, parcialmente esmaltado y patinado, edición de 100 ejemplares, 41 x 40 cm; lote 832), se ofrecía por 3.000 euros. La segunda, Bearded Man’s Wife, 1953 (jarra de un asa en loza blanca decorada con engobe, grabada a cuchillo y parcialmente esmaltada y pintada (asa rota y pegada), edición de 500 ejemplares, 37,5 cm; 833), por 4.000. Y la tercera, un magnífico ejemplar de Vase with two high handles, 1953 (jarrón de dos asas de loza blanca con decoración en engobe, grabado con cuchillo y parcialmente esmaltado y patinado, edición de 400 ejemplares, 39 cm; 834) por 8.000 euros.

Todos los teléfonos perfectamente preparados desde unos cuantos lotes antes; y nada más anunciar la salida de cada lote, ya sólo se escuchaba la alternancia continua de pujas, con intervenciones en la sala, hasta adjudicarse por 13.000, 15.000 y nada menos que 22.500 euros, respectivamente. No deja de ser curioso los astronómicos precios que alcanzan estas vasijas y platos que al ser tocados por la mano de Picasso pasaron inmediatamente de ser un objeto casi diríamos que vulgar y sin más historia a una auténtica obra de arte, singular, por mucho que de cada uno de ellos se hiciera ¡una edición de 100, 500 y 400 ejemplares!

Contradicciones o no, la diferencia cuando juegas en el mercado internacional o en el nacional es abismal. Pues El pescador de truchas, 1949 (O/L, 100 x 81 cm; 809) de Rafael Zabaleta se vendió por la mínima de 20.000 euros, la tabla con Castaños, años 50 (33,5 x 45 cm; 807) de Godofredo Ortega Muñoz subió una puja hasta los 13.000 euros, el S.T. [animal colgado] (O/L, 100 x 81 cm; 933) de Juan Barjola se adjudicó de nuevo por la mínima de 9.000 euros, y la madera 512 A, 2000 (165 x 200 cm; 929) de Francisco Farreras pasó de 6.000 a 8.000 euros.

En el fondo, algo similar ocurre también con la obra de Joaquín Sorolla, aunque en otro nivel. Su breve y luminoso apunte sobre cartón Almiares. Asturias, 1904 (16 x 22 cm; 312) volvió a entusiasmar a varios de sus coleccionistas que pujaron al teléfono desde los 7.000 euros de su salida. Sin embargo, finalmente el pequeño óleo se quedó en las manos de un pujador en la sala, que remató las pujas en 22.500 euros. Contradicciones o no, la Procesión interrumpida por la tormenta (O/L, 78 x 121,5 cm; 308) del sevillano José García Ramos, con más de veinte personajes, se disparó de unos escasos 6.500 hasta nada menos que 19.000 euros…

Sin ruido, y hasta con poco entusiasmo como quien dice, parece que se vendió por el precio de salida de 30.000 euros el temprano lienzo de Mariano Fortuny, con apenas 17 años, Aparición de la Virgen de la Misericordia a Isabel Besora (O/L, 97 x 73 cm; 311), dedicado a su maestro en Barcelona el 2 de agosto de 1855. Gran compra también, sin duda.

Más interés provocó en los coleccionistas el buen y avanzado boceto de Francisco Bayeu, San Agustín entre Cristo y la Virgen, c. 1766 (O/L, 51,2 x 66,7 cm; 270), para la bóveda del presbiterio de la iglesia del convento de la Encarnación de Madrid, pues de los 25.000 iniciales se adjudicó finalmente por 30.000 euros. De esta misma época, de Zacarías González Velázquez, su Retrato del Magistrado Buenaventura Colsa y Pando, Presidente de la Audiencia de Burgos, c. 1832 (O/L, 96,5 x 75,5 cm; 274) se remató en sala por la salida, 12.000 euros. El Retrato de dama con guitarra, 1798 (O/L, 98 x 73 cm; 286) de Antonio Carnicero no encontró comprador por 18.000 euros, pero sí lo tuvieron por sus salidas respectivas el Bodegón con fondo de patio, c. 1820 (O/L, 86,5 x 122 cm; 281), atribuido a Ángel de Saavedra, Duque de Rivas, por 10.000, y La matanza de los inocentes (O/L, 69,5 x 102 cm; 277) de Rafael Romero Barros, por 6.500 euros.

Como ya habrán podido deducir los lectores que leyeron el artículo de previos, fallaron las dos piezas por excelencia de la cita: el Florero de tulipanes, narcisos, jacintos y otras flores en un jarrón de cristal sobre una mesa firmado por Juan de Arellano (227; 80.000 euros, ver) y el San Acisclo de Antonio del Castillo (267; 90.000 euros, ver). Sin embargo, se comprobó una vez más el buen estado del mercado mexicano que pujó denodadamente por la Virgen de Guadalupe con escenas de sus apariciones al indio Juan Diego y la ciudad de México con la Basílica Guadalupe en el Cerro de Tepeyac (O/L, 205 x 123 cm; 220), de Cristóbal de Villalpando, que subió de 15.000 a 30.000 euros. Compró además la Alegoría de África (O/L, 155 x 210 cm; 216), de Escuela colonial, primer cuarto S. XIX, por los 8.500 euros pedidos en la salida, y probablemente se adjudicó la tablita de Juan de Valdés Leal, Visión de santa Rosa de Lima con la Virgen y el Niño e indio venerándola junto al blasón de la ciudad de Lima, c. 1670 (l25 x 20 cm; 207) por los 20.000 euros iniciales.

Terminamos ya, con piezas de pintura antigua sueltas. De Viviano Codazzi y Mico Spadaro (Doménico Gargiulo), su Arquitectura fantástica con Cristo y la mujer adúltera (O/L, 94,3 x 121,7 cm; 266) pasó de 12.000 a 16.000, animados quizá no sólo por la calidad de la pintura sino también por la procedencia, de la colección del Banco Urquijo y posteriormente Central Hispano y Santander Central Hispano… Notable fue la subida de 4.000 a 10.000 euros por La caza del jabalí (O/L, 158,5 x 237,5 cm; 224) del Círculo de Paul de Vos, y por 7.000 euros se remató San Juan Bautista (O/L, 103 x 79,5 cm; 264), firmado por el pintor del Rey Manuel Fernández de Castro.

Sólo lo comentado aquí suma ya unos 390.000 euros, sumadas ya las comisiones y los impuestos; enhorabuena de nuevo. ¡Y con ganas ya de ver la propuesta de mayo! Daniel Díaz @Invertirenarte 

Pablo Picasso. Goat's head in profile, 1952. Salida: 3.000 euros. Remate: 13.000 euros

Pablo Picasso. Goat’s head in profile, 1952. Salida: 3.000 euros. Remate: 13.000 euros

Pablo Picasso. Vase with two high handles, 1953. Salida: 8.000 euros. Remate: 22.500 euros

Pablo Picasso. Vase with two high handles, 1953. Salida: 8.000 euros. Remate: 22.500 euros

Rafael Zabaleta. El pescador de truchas, 1949. Salida y remate: 20.000 euros

Rafael Zabaleta. El pescador de truchas, 1949. Salida y remate: 20.000 euros

Joaquín Sorolla. Almiares. Asturias, 1904. Salida: 7.000 euros. Remate: 22.500 euros

Joaquín Sorolla. Almiares. Asturias, 1904. Salida: 7.000 euros. Remate: 22.500 euros

José García Ramos. Procesión interrumpida por la tormenta. Salida: 6.500 euros. Remate: 19.000 euros

José García Ramos. Procesión interrumpida por la tormenta. Salida: 6.500 euros. Remate: 19.000 euros

Mariano Fortuny. Aparición de la Virgen de la Misericordia a Isabel Besora. Salida y remate: 30.000 euros

Mariano Fortuny. Aparición de la Virgen de la Misericordia a Isabel Besora. Salida y remate: 30.000 euros

Francisco Bayeu. San Agustín entre Cristo y la Virgen, c. 1766. Salida: 25.000 euros. Remate: 30.000 euros

Francisco Bayeu. San Agustín entre Cristo y la Virgen, c. 1766. Salida: 25.000 euros. Remate: 30.000 euros

Cristóbal de Villalpando. Virgen de Guadalupe. Salida: 15.000 euros. Remate: 30.000 euros

Cristóbal de Villalpando. Virgen de Guadalupe. Salida: 15.000 euros. Remate: 30.000 euros

Viviano Codazzi y Mico Spadaro (Doménico Gargiulo). Arquitectura fantástica con Cristo y la mujer adúltera. Salida: 12.000 euros. Remate: 16.000 euros

Viviano Codazzi y Mico Spadaro (Doménico Gargiulo). Arquitectura fantástica con Cristo y la mujer adúltera. Salida: 12.000 euros. Remate: 16.000 euros