La sala de la calle Goya, cierra el año con excelentes ventas, en las que llamó la atención las notables subidas de muchos de sus lotes

Las alfombras fueron unos de los grandes protagonistas de la jornada, en la que destacaron remates como el 238, un ejemplar de gran tamaño (947 x 561 cm). Se trataba de una alfombra Tabriz iraní antigua de lana, que se adjudicó por 30.000 euros, muy lejos de los 4.000 en los que se tasó inicialmente. O el 239, una pieza similar de menores dimensiones, firmada por el maestro artesano Mahmoud Ghader Jabbarzadeh. Partía en 4.500 euros y se dio por 7.500 euros. Por algo menos se llevaron el lote siguiente, 240, una alfombra antigua Moud firmada en la orla y que saliendo en 1.200 euros, terminó en 4.250 euros.

Uno de los lotes que más sorprendió fue el 269. Un trumeau con paisaje de ruinas clásicas, pintado al óleo sobre lienzo por la Escuela italiana del s. XVIII-XIX. Y que ascendió hasta los 27.500 euros desde los apenas 1.600 en los que se estimó su precio de partida. No sorprendieron sin embargo los 6.000 euros en los que se bajó el martillo, por la extraordinaria papelera japonesa en laca urushi “Namban” del periodo Momoyama (1573-1615). Y que debido a su singularidad y su bajo precio de inicio1.800 euros, era de prever el interés por parte de los compradores. El busto en mármol blanco de “Margarita de Orleans” (289) fue otra de las obras que más subió y por la que pagaron 7.000 euros, mucho más de los 2.000 en los que se tasó inicialmente.

El estilo Napoleón III, y más concretamente lo realizado con decoración Boulle suele atraer la atención de los coleccionistas. Y en este caso salían a la venta dos interesantes relojes (300 y 301) a muy buenos precios 500 y 700 euros. Tanto que multiplicaron su tasación inicial en más de cuatro veces cada uno hasta lograr 2.250 y 3.000 euros respectivamente. Sin lugar a dudas una excelente compra. Esta misma ornamentación la tenía el 337, un espejo tocador francés del s. XIX en madera ebonizada, latón y concha de tortuga, con aplicaciones de bronce dorado. Partía en 600 euros y se adjudicó en 1.400 euros. Una de las piezas más destacadas de este estilo era el 299, una importante guarnición en bronce dorado y mármol negro fechado en Francia hacia 1860, formado por dos candelabros y un reloj. Lo verdaderamente sobresaliente de este eran las figuras realizadas por Alfred Emilien de Nieuwerkerke (1811-1892), francés pero de origen holandés, fue un escultor e influyente político. Durante el reinado de Napoleón III, ocupó el cargo de director general de los museos estatales y superintendente de Bellas Artes y presidente del jurado del Salón de París. Salía en 1.500 euros y se adjudicó por 7.500 euros.

La plata fue otra de las secciones que mejores resultados obtuvo. Con lotes como el 831, conjunto compuesto por doce bajoplatos de plata española punzonada de ley 916 y con un peso total de 5.911 grs. Dándose por 3.750 euros desde los apenas 1.200 en los que comenzó. O el 810, una cubertería de doce servicios, punzonada con ley 925. Se inició en 1.900 euros y se vendió por 2.750 euros. Parecido resultado consiguió el 861, un juego de café y té formado por ocho piezas y con un total de 6.872 grs. de peso. Vendiéndose en 2.250 euros desde los 1.400 en los que partió. Mariano Santos @AntgOln

Alfombra Tabriz. Lana, Irán 947 x 561 cm. Salida: 4.000 euros Remate: 30.000 euros

Trumeau. Pintura, escuela italiana s. XVIII-XIX. Marco en madera pintada, s. XIX. Salida: 1.600 euros Remate: 27.500 euros

“Margarita de Orleans”. Busto de mármol blanco. Salida: 2.000 euros Remate: 7.000 euros

Alfred Emilien de Nieuwerkerke (1811-1892). Guarnición de bronce dorado y mármol negro. Francia, época Napoleón III circa 1860. Salida: 1.500 euros Remate: 7.500 euros

Reloj de pared. Decoración Boulle, madera con marquetería y bronces. Francia. c 1880. Salida: 700 euros Remate: 3.000 euros

Doce bajoplatos. Plata española punzonada, ley 916. 29 cm de diámetro. Peso: 5911 grs. Salida: 1.200 euros Remate: 3.750 euros